Entradas recientes

Archivos

¿Por qué Lobos?

Como argumentaron elocuentemente Aldo Leopold y Adolph Murie hace décadas, los depredadores clave, especialmente los lobos, son esenciales para ecosistemas resistentes y saludables.

Como depredadores de alto nivel, influyen en la configuración y el mantenimiento de la estructura de sus comunidades naturales. Al regular las poblaciones de presas, los lobos inducen cambios vegetativos que permiten el regreso del castor, las aves migratorias y otras especies que antes habían sido expulsadas de los hábitats despojados. En este sentido, los lobos tienen un efecto de goteo sobre otras poblaciones, fenómeno conocido como “cascada trófica”. 

La depredación de los lobos también elimina a los animales que son genéticamente más débiles o albergan enfermedades. Como depredadores selectivos, los lobos brindan un guante protector que puede ayudar a frenar la propagación y la prevalencia de la enfermedad debilitante crónica (CWD, por sus siglas en inglés), la enfermedad neurológica degenerativa ultra letal que ahora invade ecosistemas ricos en vida silvestre en todo el paisaje estadounidense. 

En la década de 1960, el exterminio patrocinado por el gobierno había acabado con casi todos los lobos en los 48 estados inferiores, y solo quedaba una pequeña población en el extremo noreste de Minnesota y en Isle Royale.

Con el apoyo del público estadounidense y la red de seguridad de la Ley de Especies en Peligro de Extinción, el lobo pudo regresar a partes de su área de distribución nativa en los 48 Inferiores. 

El regreso del lobo refleja ecosistemas más completamente funcionales y salvajes. También demuestra que somos capaces y estamos comprometidos a corregir los errores del pasado.